LA GACETA NEOYORQUINA

Caminando la ciudad

Keiko va a ganar

 

perumoneda“Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

Apocalipsis 3:16

Si PPK gana las elecciones será de milagro. Toda la campaña presidencial parece haber sido diseñada para allanar el camino a la victoria de Keiko Fujimori. En la primera vuelta sacaron a Julio Guzmán y César Acuña, quienes, al margen de si fue justo o no su expulsión, lo cierto es que Julio Guzmán sí hubiera sido una seria amenaza contra las aspiraciones presidenciales de Fujimori; por ser más joven, por la claridad de su mensaje, por conectar mejor con la gente, especialmente los jóvenes; y Acuña debilitaba y dividía al fujimorismo, por ser hijo directo de éste, de ese capitalismo chicha, pirata y amoral que se ha instaurado en el Perú.

Pero ni Acuña ni Guzmán van a votar por Keiko, como tampoco Verónica Mendoza o Alfredo Barnechea o Acción Popular o Todos por el Perú, y muchos otros, individuos o colectivos, o sea, aparentemente la mesa está servida para que un anti/fujimorismo bien liderado contenga la amenaza que representa para la democracia una victoria de Fuerza Popular. El problema es que salvo Acuña, parece que ninguno de ellos va a votar tampoco por PPK y por momentos parece que ni PPK va a votar por PPK.

Estoy exagerando por supuesto, pero no demasiado. Nuevamente, es triste constatar la enorme inmadurez, egoísmo, falta de visión y mediocridad de la clase política peruana, y peor aún, la falta de valores democráticos y el no ejercicio de honestidad de buena parte de nuestra sociedad peruana. En las últimas elecciones presidenciales del 2011, en la primera vuelta, Ollanta sacó aproximadamente 31% y Fujimori 23%; y en la segunda vuelta apenas ganó con 51% frente a 48% de Keiko, es decir, venció por un pelo.

Keiko, con todo en contra, y con el funesto recuerdo de su padre mucho más fresco que hoy, contra un antivoto mucho más virulento, y llevando todavía figuras repulsivas como Marta Chávez, contra los Vargas Llosa muy activos y contra un Toledo que sacó más del 15% en la elección, duplicó su votación presidencial y perdió en el último minuto de milagro.

La mesa está servida para que Keiko Fujimori gane estas elecciones y revivamos y reivindiquemos el fujimorato, con toda su corrupción, podredumbre política y moral y crímenes de lesa humanidad. Incluso si sus adversarios despiertan ahora, más aguerridos y decididos, veo muy difícil revertir la ventaja que le está sacando a PPK.

Porque PPK, en fin, ¿dónde estás PPK? Dónde está el machito lenguaraz que dijo: “Una roja que no ha hecho nada en su perra vida” a Verónica Mendoza; o preguntó: “¿Quieren votar por el original o la copia?”, refiriéndose a Guzmán; y “otro tipo que se pone pantalones escoceses”, caricaturizando a Alfredo Barnechea.

¿Dónde está el PPK insolente que insultó exaltado a un periodista puneño llamándolo “ignorante” cuando éste le preguntó legítimamente sobre los contratos del gas de Camisea. ¿Dónde estás PPK? ¿Te has vuelto a ir una semana a USA? ¿Por qué no le respondes con la misma contundencia a Keiko cuando ésta te acusa de lo mismo, con la maleta que ella se maneja?

¿Y dónde están los otros ex candidatos? ¡Oh, por supuesto! Me olvidaba, los señores y señoras Mendoza, Barnechea y Guzmán ya se han lanzado para las presidenciales del 2021, y están más preocupados en no quemarse demasiado si apoyan resueltamente a PPK. Con argumentos infantiles y cantinflescos como: “No vamos a votar de ninguna manera por Fujimori pero tampoco blanco o viciado”.

Les recuerdo a ellos que gran parte de la incapacidad de PPK para liderar de manera creíble un frente contra el fujimorismo fue su apoyo vergonzoso en 2011 a Keiko, mostrando una falta de dignidad y criterio monumental. Kuczynski no estuvo a la altura de la historia y sus decisiones de entonces serán, muy probablemente, una de las grandes razones de su derrota actual.

En cinco años, si ahora mismo Verónica Mendoza, Alfredo Barnechea y Julio Guzmán no se dejan de niñerías y de efímeros cálculos políticos y apoyan decididamente a Pedro Pablo Kuczynski y a Peruanos por el Kambio, si permiten que Keiko Fujimori y Fuerza Popular tomen el poder nuevamente, que regresen esos repugnantes años 90, que seamos el hazmerreír del mundo como lo es México desde que eligió otra vez al PRI; se estarán descalificando, invalidándose, mostrando que tampoco ellos están a la altura de la historia, como no lo estuvo PPK el 2011, con las consecuencias que ahora vemos; a la altura de lo que el Perú necesita y merece en su Bicentenario.

No podemos votar por ellos el 2021. Esos candidatos prematuros y tibios, tibios como la mediocridad y el hablar a media voz, no merecen ser presidentes del Perú cuando celebremos en el 2021 –si hay algo que celebrar, si dejan algo para celebrar los fujimoristas- nuestros doscientos años de vida independiente.

bandera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: